El viernes, 1 de julio, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, solicitó en un tribunal en Boston que los jueces denieguen a Boston College y su "Irish Studies Center" su moción de rechazar la solicitud que han realizado para impedir la entrega al gobierno del Reino Unido de materiales obtenidos a través de trabajos de historia oral.  La universidad y los directores de su biblioteca y centro de estudios irlandeses mantienen que en los trabajos de historia oral existe una relación de confidencialidad entre el entrevistado y la persona y/o institución que lleva a cabo la entrevista.  Han indicado que si el gobierno estadounidense logra obligar a la Universidad a divulgar el contenido de estas entrevistas (realizadas hacen décadas con miembros del proscrito "Ejéricito Republicano Irlandés"-- IRA), futuras investigaciones utilizando la metodogía de historia oral sufrirán ya que las personas no confiarán en la confidencialidad en cuanto a lo que se narra en dichas entrevistas.

El gobierno de EE.UU. ha insistido que acuerdos entre un historiador y un sujeto entrevistado no pueden impedir investigaciones de crímenes tales como el homicidio y el terrorismo que son algunas de las acusaciones en las investigaciones que realiza el gobierno británico.  Para más información sobre este caso puede consultar Inside Higher Education y para leer el texto de la demanda del gobierno de EE.UU. contra Boston College puede oprimir aquí