El Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) abre las puertas de Revuelo, un proyecto que ofrece zonas y actividades de recreo variadas para niños, jóvenes y adultos y que estará disponible para el público desde el 17 de febrero de 2012 en la Galería Nacional situada en la calle Norzagaray.


El patio interior de la Galería será transformado en un territorio fantástico e interactivo, que funcionará como un gran área de juegos con 450 chiringas que serán colocadas sobre los ocho mil pies cuadrados de este espacio al aire libre.

Revuelo enmarca en el paisaje generando una atmósfera artificial que sorprende al visitante con los sistemas físicos y las fuerzas naturales que lo modulan mediante la apropiación de la chiringa Gayla; un objeto cotidiano de la cultura popular puertorriqueña.


“La chiringa, más que un símbolo, se convierte en el instrumento catalizador a través del cual la naturaleza dialoga, ya sea haciendo eco del viento, o generando un caleidoscopio cambiante de patrones geométricos de luz y sombra”, explicó la directora del ICP Mercedes Gómez Marrero.



Este proyecto fue seleccionado como ganador en el certamen Arquitectura Efímera, Galería- Espacio Temporal (GET) que convocó la Galería del ICP el pasado mes de mayo, y que fue presentado por los arquitectos y diseñadores, Doel Fresse y Vladimir García.


Diseño de Revuelo



El diseño de la instalación está definido por 3 elementos principales: un cobertizo traslúcido y permeable de chiringas interconectadas por un sistema ultra liviano de cables de nilón; un conector que dirige el flujo de circulación al espacio y una serie de elementos de mobiliario que articulan el mismo. Distribuidos dentro de este espacio se encuentran una serie de objetos suspendidos que invitan a la interacción con el usuario.


La directora de la Galería, Marilú Purcell detalló que “esta pluralidad de elementos y momentos da pie a un espectáculo visual. Revuelo sumerge al espectador en una experiencia visual, auditiva y táctil que celebra nuestro trópico y la manera en que nos interrelacionamos con éste”.


Revuelo incluye una pantalla de proyección de video y un área de juego para niños. La pantalla se apreciará bajo las chiringas que comienzan a elevarse en forma de triángulo, creando un laberinto visual. En el suelo habrá cojines realizados de cruzacalles reciclados que el público podrá moverlos y usarlos a su gusto para admirar la pieza sobre ellos.


La instalación se contempla como una sustentable, de carácter reciclable. Al concluir el evento los materiales sobrantes y las maderas serán donadas. También se vislumbra la venta de los cojines como recuerdos de la instalación para recaudar fondos para instituciones benéficas.