Mensaje de la Directora General de la UNESCO
Irina Bakova
con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audivisual
27 octubre 2012
 
Nuestro patrimonio audiovisual es particularmente rico y está vivo, pero es también sumamente frágil. En menos de un decenio, las evoluciones técnicas provocan la obsolescencia de los formatos y de los aparatos capaces de leerlos. La preservación del patrimonio audiovisual es una tarea compleja, que exige medios onerosos. Ante el deterioro y la desaparición acelerada de ese patrimonio, debemos impulsar campañas de almacenamiento y de digitalización de una amplitud sin precedente, y reforzar los medios de la cooperación internacional pues el tiempo no juega a nuestro favor.
 
En sus esfuerzos por crear las condiciones del entendimiento mutuo entre los pueblos, la UNESCO se empeña en proteger y difundir el patrimonio universal en todas sus formas:  documentos, tradiciones, libros, obras de arte y monumentos de la historia y la cultura. En un mundo de diversidades, necesitamos más diálogo intercultural, más curiosidad por los demás para denunciar los estereotipos culturales o religiosos que abren paso a la intolerancia. El patrimonio audiovisual es un elemento clave en este esfuerzo. Es un vector de identidad y de memoria, representa una promesa de ampliación de la experiencia y de los horizontes para cada uno de nosotros. Ofrece un testimonio de primera mano sobre la diversidad cultural y científica de nuestra humanidad. Ningún otro soporte ofrece como él un testimonio tan vivo de los ritos, las costumbres y las expresiones culturales del planeta. Los contenidos audiovisuales científicos, culturales y educativos atraviesan los continentes en las autopistas de la información, en un espacio público de dimensión mundial, siempre que los Estados logren efectivamente protegerlo y difundirlo como se debe.
 
La UNESCO, a través de sus programas culturales y de su Programa Memoria del Mundo, se compromete a ayudar a los Estados en sus esfuerzos en pro de la protección de ese patrimonio. Frente a la urgencia que plantea el deterioro de los soportes, debemos acelerar el ritmo de formación de los profesionales, fortalecer las capacidades de las instituciones, formular políticas públicas mejor adaptadas. Los días mundiales como éste han demostrado su utilidad para alertar las conciencias y los poderes públicos sobre la extrema fragilidad de esos tesoros que se están perdiendo. Hoy día hago un llamamiento a los poderes públicos y los profesionales a que se movilicen en favor de la preservación y la difusión de ese patrimonio fuera de lo común.  
 
 Nota del editor:  Minutos después de colocar este artículo en nuestro blog, recibimos la siguiente nota de los trabajadores del Institut Valencià de lAudiovisual i la Cinematografia Ricardo Moz Suay (IVAC) en España. Refleja algo del impacto de la crisis económica actual sobre la cultura.
 
EN DEFENSA DEL PATRIMONIO AUDIOVISUAL Y EL ACCESO A LA CULTURA
En el día mundial del patrimonio, los trabajadores y trabajadoras del Institut Valencià de lAudiovisual i la Cinematografia Ricardo Moz Suay (IVAC) consideramos necesario hacer constar lo siguiente. El IVAC, tal como lo conocemos, desaparece para integrarse en una nueva entidad de derecho público llamada CulturArts Generalitat, que fue aprobada por decreto ley el pasado viernes 19 de octubre y que engloba a la mayoría de los organismos culturales ahora existentes. Ello va a suponer un drástico recorte en los presupuestos y en el personal, cifrado en un 40%, que va a afectar a las actividades y a la calidad del servicio. Ades, la extinción de la personalidad judica del IVAC va acompañada de la más que probable dispersión de sus servicios en el nuevo organismo, e incluso, la posibilidad del cierre de alguna de sus sedes. Entendemos que esto supone una gran pérdida cultural, totalmente innecesaria.
Desde su creación en 1985 la Filmoteca, ahora IVAC, se ha convertido en un organismo reconocido internacionalmente que cuenta entre sus socios y colaboradores con profesionales, historiadores, festivales y entidades de todo el mundo. El IVAC concentra todas las competencias relativas al audiovisual y el cine en la Comunitat Valenciana cumpliendo tareas de adquisicn, conservacn, restauracn, catalogación, documentación, publicaciones, programacn, fomento, difusión y administración. Todo ello se lleva a cabo con un equipo reducido y altamente especializado y sin generar deuda.
EL IVAC es miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) desde 1995 y de la Asociación Europea de Cinematecas (ACE), de la que fue cofundadora, y ha participado y participa en numerosos proyectos internacionales, varios de ellos cofinanciados por la Unión Europea, junto con otras filmotecas y museos. Su archivo alberga una colección de más de 29.000 películas e incluye joyas de gran valor. Los trabajos de restauracn, más  de un centenar, han permitido recuperar películas  perdidas de gran importancia para la historia del cine valenciano, español y mundial. En estos 27 años, la Filmoteca ha editado más de 150 publicaciones. Su centro de documentacn, que incluye videoteca, biblioteca y hemeroteca, ha atendido en lo que va de año a más de 8000 personas. Asimismo, desarrolla programas de ayuda a la industria y fomento de la creacn, formación, producción y difusión del audiovisual, que han contribuido a la existencia de obras audiovisuales valencianas que, a su vez, pasan a formar parte de nuestro patrimonio cultural. Son programas de gran repercusión como demuestra el proyecto Curts, cuyos cortometrajes convocaron el año pasado a más de 30.000 espectadores de todo el mundo solo en festivales, sin contar su proyección en salas, televisiones y todo tipo de pantallas, además de obtener 40.000 euros en premios. Todo ello, con una mínima inversión por parte de la Generalitat.
Por sus salas de Valencia, Castellón y Alicante pasaron el año pasado más de 100.000 personas, y más de 40.000 en lo que va de año en esta sala Luis G. Berlanga, que también puede ver recortadas sus sesiones. Desde su apertura, ha proyectado miles de películas de todas las nacionalidades, épocas, formatos y estilos, ofreciendo al blico valenciano el acceso a toda la historia del cine, y ha traído a nuestra ciudad a centenares de cineastas nacionales y extranjeros. También tiene a su cargo la celebración anual del Festival Internacional del Cine Cinema Jove. Se gestionan más de 1200 depósitos, legados y donaciones, que incluyen películas, documentos y material gfico de gran valor, procedentes de los archivos personales de cineastas, escritores, estudiosos del cine y particulares que han confiado en el prestigio de la Filmoteca y el trabajo de sus profesionales. Ante la desaparición del IVAC, esta confianza se está malogrando y puede desaparecer, tanto por la pérdida de su personalidad judica y su identidad, como por la dispersión y los despidos de parte de su personal especializado.
Cinco años antes de la creación de la Filmoteca, en 1980, la UNESCO redactó la "Recomendación para la salvaguarda y la conservación de las imágenes en movimiento". En dicho documento, la UNESCO establece que las imágenes en movimiento son parte integrante del patrimonio cultural de una nación y forman parte del Patrimonio de la Humanidad en su conjunto. Reconoce la debilidad material de las imágenes en movimiento y la necesidad de conservarlas en condiciones técnicas adecuadas y considera la pérdida de estas imágenes como un empobrecimiento del patrimonio cultural. Por ello recomienda que los poderes blicos garanticen su salvaguarda al igual que se conservan otras formas de bienes culturales, para lo que se deben crear archivos no lucrativos que impidan la pérdida de la producción nacional y en los que esté asegurado el acceso de la ciudadanía. Ese es el compromiso del IVAC y su razón de ser: salvaguardar el patrimonio audiovisual valenciano y garantizar la difusión y el acceso de la ciudadanía a la cultura audiovisual.
La gestión integral de la salvaguarda del patrimonio y de la cultura audiovisual a cargo de personal formado, altamente especializado y garante de la calidad del servicio, desde la gestión administrativa hasta el desarrollo de las actividades, ha homologado al IVAC con las filmotecas e instituciones dedicadas al patrimonio cultural de todo el mundo. Son tareas que, en mejores o peores circunstancias, ha venido cumpliendo desde su inicio, pero que ahora, con los recortes, la pérdida de identidad y el peligro de disgregación y desaparición de sus servicios y de sus trabajadores, pueden verse gravemente amenazadas.
Este es un servicio blico. Trabajamos por y para vosotros y compartimos vuestro interés por el cine. Por ello, os hacemos partícipes de esta situacn, porque consideramos que nos afecta a todos: trabajadores, profesionales, usuarios y espectadores. Seamos conscientes de que los daños al patrimonio y la cultura serán irreparables.
LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DEL IVAC
 
Si estás de acuerdo con nosotros, nos muestres tu solidaridad respondiendo a este mensaje (trabajadoresivac@gmail.com) con la mención

“Me adhiero a la declaración de los trabajadores del IVAC y solicito que se mantenga la integridad del organismo, de sus funciones y de su personal”

Si lo consideras oportuno, encabézalo indicando tu nombre y tu vinculación con el IVAC, ya sea como usuario, investigador, profesional, asociación, etc.