Durante esta semana la organización mundial Oxfam ha publicado el informe Gobernar para las élites: Secuestro democrático y desigualdad económica. El informe de unas 34 páginas analiza la marcada tendencia mundial de las últimas décadas de la concentración cada vez mayor de la riqueza en manos de menos personas. La brecha de la desigualdad aumenta vertiginosamente. El informe también analiza el impacto que esta tendencia tiene sobre los procesos políticos. Para citar algunos datos del informe:

La riqueza del 1% de la población más rica del mundo asciende a 110 billones de dólares, una cifra 65 veces mayor que el total de la riqueza que posee la mitad más pobre de la población mundial.
 
La mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo.
 
Siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad económica ha aumentado en los últimos 30 años. 

El 1% más rico de la población ha visto cómo se incrementaba su participación en la renta entre 1980 y 2012 en 24 de los 26 países de los que tenemos datos.
 
En Estados Unidos, el 1% más rico ha acumulado el 95% del crecimiento total posterior a la crisis desde 2009, mientras que el 90% más pobre de la población se ha empobrecido aún más.

En Puerto Rico las estadísticas reflejan esta misma tendencia de una creciente desigualdad entre los que tienen mucho y los que no tienen. El informe de Oxfam se encuentra en línea y puede leerlo oprimiendo aquí .