En su publicación más reciente, Puerto Rico y la sequía de 1847, el historiador Fernando Picó hace un análisis detallado de algunos de los sucesos que provocaron y fueron provocados por la sequía de 1847 en Puerto Rico. Como  es su costumbre, Picó utiliza una variedad de fuentes documentales: varios fondos del Archivo General de Puerto Rico -- Municipios, Tribunales, de gobernadores españoles, y Diputación Provincial además de periódicos de la época y archivos parroquiales. Como en otros estudios, Picó estudia el fenómeno de la sequía desde su impacto en la cotidianidad de los puertorriqueños, particularmente agricultores, jornaleros, amas de casa y niños. Estudia la respuesta, o la ausencia de una, de las autoridades a las condiciones que provocan las sequías. Investiga su impacto en las tasas de mortandad, en las migraciones internas del país, en la producción agrícola y la repartición del recurso agua. Y, lo que es muy importante en la era de "globalización" y el cambio climático, coloca este proceso ambiental en un contexto global. Trae a colación las sequías en Europa durante esta misma época y sus implicaciones para poder entender por ejemplo las revoluciones de 1848. Incluye datos también de sequías simultáneas en América del Norte, el Caribe, América del Sur y Asia.

Con esta publicación, Fernando Picó y Ediciones Huracán no tan sólo han hecho una importante aportación a la historiografía del siglo XIX en nuestro país sino que también nos han retado a comprender de una manera más amplia el manejo de nuestros recursos naturales, y los procesos sociales, económicos y climáticos que han producido nuestra situación actual.