Ya inaugurado el nuevo edificio de la Biblioteca y Centro de Investigación Social Jesús T. Piñero nos toca agradecer a una larga lista de personas que de distintas maneras aportaron al logro de este gran proyecto. En primer lugar a la familia Piñero quienes inciaron este proceso en el 2002 con la primera donación de documentos a la UNE. A través de los años nos han acompañado con su genuino interés, apoyo y colaboración. Por supuesto, recordamos al hijo de don Jesús, José Emilio, "Sonny", Piñero quien participó en el Comité de Recaudación de Fondos para la Biblioteca. Colaboró siempre con entusiasmo y alegría con todos los proyectos. Echamos de menos su presencia física en la inauguración pero sabemos que su espíritu generoso perdura en este proyecto. Nuestro agradecimiento a su hermana Haydeé, sus hijos, sobrino, y nietos. 

Nuestro agradecimiento también va a la administración, facultad y los estudiantes de la Universidad. El Rector Maldonado Ruiz ha sido el primer promotor de esta Biblioteca y le debemos a él en gran medida la existencia de esta estructura. Al personal de planta física, a la Vicerrectoría de Recursos de Información y un sinnúmero de colaboradores les expresamos nuestra gratitud.

Al Comité de Recaudación de Fondos y a la Sra. María Isabel de Guzmán debemos el haber sobrepasado la meta establecida para ayudar a financiar el proyecto. Su compromiso ha sido admirable y su perseverancia vital para el éxito. También agradecemos los donantes cuyas aportaciones han hecho posible el poder ver realizado este sueño. A todos ellos -- ¡Gracias!

Agradecemos también los grupos comunitarios que han colaborado con nosotros por más de una década -- particularmente la gente de Carolina, de Canóvanas y de Puerto Nuevo. Seguimos contando con su apoyo y colaboración.

Este logro también nos exige un gran compromiso para el futuro desarrollo de este proyecto. Acero y cemento nos proveen un espacio pero no sustituyen el esfuerzo humano que da vida a esta estructura. Renovamos desde ya nuestro compromiso con la comunidad académica, con las comunidades y con Puerto Rico de trabajar para fortalecer y ampliar este espacio de diálogo, de investigación y de actividad cultural. Invitamos a nuestros amigos y amigas a acompañárnos en esta nueva etapa de la Biblioteca Jesús T. Piñero.